Los minerales de la Luna, ¿se pueden observar?

¿Sabían que podemos conocer fácilmente la composición mineral de la Luna?

¡Y desde nuestra casa, con un pequeño telescopio y una cámara color!

Hagan la prueba.




Tomen una foto de calidad aceptable, descarguen la imagen a la computadora, abran su programa gráfico favorito y saturen, y saturen, y saturen.

Lo que verán es algo similar a esta imagen:





Lo que se intenta hacer es resaltar los colores originales, y que se destaque la diferente composición del terreno, codificada en esos colores.

Las zonas más anaranjadas: corresponden a las Tierras Altas, formadas básicamente por andesitas, rocas plutónicas parecidas, aunque no iguales, a los granitos. Esas rocas tienen poco contenido en Titanio y Hierro.

Las zonas más azuladas o violeta, donde el contenido en Titanio es muy superior, y que corresponden a los Mares, en los que pueden encontrarse basaltos. En una graduación del rojo al azul oscuro, los más rojizos son los menos ricos en Titanio y los azules más oscuros los más ricos.

Es posible apreciar esa diferencia en las tonalidades de azul entre diferentes mares, es más, incluso es posible datar relativamente los diferentes mares ya que aquellos que tienen un mayor contenido en Titanio, es decir los que poseen tonalidades azules más oscuras, suelen ser los más viejos.

Las zonas violetas corresponden a depósitos piroclásticos, es decir, cenizas volcánicas eyectadas por algún antiguo volcán.

Es una buena oportunidad para estar preparados para la clase del sábado sobre la Luna, en Frontline Science Team, ¡tienen que anotarse ya!

116 vistas10 comentarios
© Copyright 2021 Frontline Science Team